Rick’sception

“Inception” El concepto consiste en tener un sueño en el que despiertas de otro.

En esta ocasión soñé que estaba en lo que parecía ser mi casa, me pasaban a buscar para llegar al trabajo (cosa que normalmente no pasa), bajé velozmente las escaleras jugando entre los barandales y brincando escalones, muy atléticamente, me subí a una camioneta donde venía con quienes asumo eran mis compañeros de trabajo, ninguna cara conocida pero un sentimiento de familiaridad que me hizo sentirme seguro para subir y continuar el camino; íbamos a toda velocidad, (por alguna razón no me pareció raro estar en otra ciudad) en eso estuvimos a chocar con un carro rojo, aferrado a rebasarnos por la derecha, y ¡Pum! Desperté en mi cama muy sobresaltado.

Veo el reloj, no recuerdo la hora pero sabía que era tarde. Comienza mi día, voy a la cocina veo que el calentador se quedó prendido toda la noche, pues me bañe anoche, siento que hacen falta cosas como si alguien hubiera reacomodado todo, empiezo a notar que las cosas están movidas y reflexiono dónde deberían estar. Mmm quien sabe.. continúo mi rutina me meto a bañar. Salgo de mi cuarto pues llegan para sacar a mis perros a pasear, les pongo las correas, Diego inicia la tradicional corretiza para dejarse agarrar. En la puerta unas decoraciones de halloween que la administración del edificio debió colocar. Vaya, no recordaba que ya estuviéramos en octubre. Ademas una invitación a una función de beneficencia de la que destacan mil funciones con fechas aleatorias y que desglosa las raíces grecolatinas del título de la película: “Titanic” (jajaja de tantas películas escogieron aquella que anoche pasaron en la tele). Bien, hora de salir, apago el calentador, cierro la puerta de la cocina, que bueno que ya se han llevado a los perros o se hubieran metido como siempre a hurgar la basura, oh sí la basura de ayer sigue aquí justo como la dejé… equis, la saco al rato, me dirijo ya no al trabajo sino a buscar a la persona de las invitaciones para avisarle que no podré ir a la función pues es este fin de semana me voy a ir a Cancún, claro es el bautizo de mi sobrino y tengo boletos de avión comprados desde hace más de un mes. Tomo un taxi, después de todo ya es tarde, ahora continúa mi día normal.
Entonces, suena mi celular, no sé quien sea, no lo encuentro, suena y suena. Por fin lo encuentro, para mi sorpresa estaba debajo de la almohada. ¡¡NO MAMES!! ¡¡9 de la mañana!! Tenía que estar en la oficina hace una hora!!

Todo fue un sueño. Ahora sí corre, báñate Diego y Frida aún dormidos. Ahora lo único que me pregunto es: seguiré soñando o esta vez sí habré despertado.

Rescatado de mi Tumblr: Rick’sception un 29 de julio de algún año…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s