#ViernesDeDrama – De los aliados, compañeros y verdaderos amigos.

Hace no mucho, publiqué en Facebook un estado que decía así: “Las relaciones humanas son como las plantas. Si no se cuidan, mueren“. Si bien fue – como acostumbro – para desatar un poco de polémica, sí llevaba un poco de reflexión detrás.

En últimas fechas, me he dado cuenta de que hay varios aspectos de mis relaciones interpersonales con los que no me sentía cómodo. He notado que hay gente a la que consideraba parte del selecto grupo de “mejores amigos”, con los que simplemente me di cuenta de que no tengo absolutamente nada en común, hay otro tanto al que consideraba parte de mis amigos, sin que realmente conociera, o me conocieran. Y por último llegué al grupo de las personas con las que sí tenía un algo en común, hasta que de pronto algo cambia y se enfrían las cosas.

Por definición, considero que un amigo debe aportar cosas a tu vida, debe enriquecer tus experiencias del mismo modo que tu enriqueces las suyas. También he aprendido que, de manera natural, no todos estamos siempre en la misma página de un libro, y se valen los desacuerdos y la variedad, pues es eso lo que le da sabor a la vida.

Lo que no se vale es perder la perspectiva de la realidad, y tratar de cerrar los ojos ante las cosas que claramente se explican como falta de interés o compromiso, ya que estas últimas son dependientes totalmente de las ganas o las no ganas de querer formar parte de la vida del otro.

Finalmente y citando algunos puntos destacados de una larga e interesante conversación -que tuve ya medio pedo con uno de mis amigos más random– hablar de amigos verdaderos, implica entender (madura y dolorosamente) que las personas no deben estar a tu alrededor para satisfacer tus necesidades, pues lo adecuado es que tu seas un ser completo que pueda ofrecer lo mejor de si, sin importar lo que recibas de la demás gente. Y más importante aún es entender que la gente no va a darte lo que tu pides / esperas, sino lo que puede dar.

Con ese contexto, considero cada vez más que irme a vivir a una isla desierta / al cerro no suena tan mal después de todo (siempre y cuando haya WiFi). Y en su defecto, pues por lo menos regresar a la categoría de “ser selectivo” por no decir mamón al escoger a la gente que me rodea.

Finalmente me gustaría hablar de las categorías que menciono en el título de este post. Los aliados, son aquellos que pasan por tu vida de manera pasajera para cumplir alguna función temporal y que probablemente no vuelvas a ver jamás una vez que se haya cumplido la misión. Los compañeros son esas personitas que pasan largas temporadas de su vida cerca de ti, traídos a ti por la causalidad y no por la causalidad. Y los verdaderos amigos, bueno, esos no tengo que definirlos #UstedesSabenQuiénesSon.

A propósito de esta entrada, Buzz Feed nos comparte las 21 señales de que has encontrado a tu mejor amigo.

Y yo les comparto una canción acerca de los amigos:

¿Qué opinas? ¿Los mejores amigos existen? o No existen, son los papás.

Un comentario sobre “#ViernesDeDrama – De los aliados, compañeros y verdaderos amigos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s