De paseo por el mundo: Tallín, Estonia.

Tallin1

Tallin es la capital de Estonia (Eesti Vabariik), un país báltico, situado en el norte de Europa, al lado de Finlandia, Letonia y Rusia. En Tallin viven 400 mil personas (la población de Estonia es 1,4 millones).

El encanto fundamental de Tallin está en su casco antiguo, una ciudad medieval amurallada (declarada “Patrimonio de Humanidad” por la UNESCO), que tiene gran cantidad de monumentos de la arquitectura y el arte de los siglos XIV-XVIII: edificios y iglesias góticas, torres, murallas medievales, callejuelas románticas. Pasear por el casco antiguo de esta ciudad da la sensación de encontrarse inmerso en un “cuento de hadas”.

Aparte del turismo cultural, si le gusta la naturaleza o el turismo ecológico, Estonia es su destino. El país es muy verde, el bosque ocupa la mitad de Estonia, hay más de 1.100 lagos y muchos parques naturales. Si le apetece estar a solas con la naturaleza, solo hay que alquilar un coche y viajar fuera de Tallin, disfrutando de la naturaleza (por supuesto, mejor hacerlo en verano).

La mayor atracción de la ciudad es la ciudad antigua medieval (Vana Tallinn o Ciudad Vieja). Estaba construida entre los años 1400 y 1700 y su arquitectura de la edad media ha sido casi intacta. El núcleo de la ciudad es la Plaza del ayuntamiento (Raekoja Plats) y el Ayuntamiento (Raekoda). En la esquina de la plaza se encuentra la farmacia más antigua de Europa (Raeapteek), mencionada en el año 1422. Lo que llama más atención en la ciudad alta es la Catedral ortodoxa rusa de Alejandro Nevsky, con sus cúpulas de cebolla y su ecléctico estilo arquitectónico.

Hay muchos lugares, iglesias, lagos, murallas por ver en Tallin, pero en un solo post no alcanzaría a ponerlos todos. Les dejo la página oficial del lugar.

La leyenda del Viejo del Lago Ülemiste

Ulemiste-Vanake-Tallinna-233x3001Si se te acerca un anciano y te pregunta si Tallin ya está terminada, hay que contestar con un rotundo “no”. Una antigua leyenda cuenta que “Ülemiste Vanake”, un anciano del Lado Ülemiste, vive a las afueras de la ciudad y una noche oscura cada otoño viene del lago, golpea las puertas de la ciudad y pregunta: “¿La ciudad ya está terminada, o hay todavía trabajo por hacer?” Los guardias tenían órdenes estrictas de responder que no, que todavía hay un montón de obras de construcción en curso y probablemente pasarán años antes terminar. El desilusionado viejecito se vuelve al lago. La creencia era que si la respuesta fuera “sí”, el viejo invocaría a las aguas del lago para destruir la ciudad con una gran inundación. Por suerte, a pesar de los altibajos en la economía local, siempre hay alguna construcción en curso en Tallin para que la ciudad esté a salvo del peligroso viejecito, por el momento.

¿Te interesó este texto? Únete al grupo La Puerta de la Utopía en Facebook.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s