San Valentín, un dulce momento con queso y miel

IMG_6974Se acerca la fecha más comercial para los famosos cinco letras, el día con el que compensan la ausencia de visitantes el día de las madres y navidad. San Valentín, famoso por el exceso en gastos innecesarios, este año creo que puedo recomendarte una mejor opción, sobre todo si ya te comenzaste a romper la cabeza pensando qué hacer.

¿Qué opinas de preparar una velada romántica?  Algo en casa que sea más una experiencia que un simple restaurante y sin gastar. Una cena con sus platos favoritos, prestando especial atención a los detalles, una película melosa, velas, música y mucha pasión.

Para crear un ambiente romántico en casa, lo primero que debemos tener en cuenta es la iluminación, podemos tener una luz tenue con velas. Otro detalle importante es la música, es recomendable elegir canciones románticas a un volumen bajo. Para terminar, podemos completar la decoración de la mesa con pétalos de rosa o un centro de mesa con flores.

Para el postre, Sabor y Carácter, te recomienda un maridaje de queso con miel. Así podrás seguir con la velada con un sabor dulce combinado con uno intenso. Para este maridaje, se recomiendan los quesos azules. Este tipo de quesos se pueden elaborar con leche cruda de vaca, oveja, cabra o mezclas. Casi no tienen corteza, su superficie es untuosa y blanda como el contenido en su interior. En su madurez presenta un color verde-azulado y se caracteriza por tener un olor intenso, además de un sabor fuerte y picante.

El sabor ácido y lácteo del queso combina particularmente bien con sabores dulces, como la miel, que es un buen acompañante de los quesos azules, realzando su potente sabor, pero si gustas, también puedes cambiar por ate o membrillo. El contraste de sabores que ofrece es muy agradable al paladar.

Te recomiendo agregar higos y nueces, que además de maridar perfecto ¡Son afrodisíacos!, así que aquí tienes un combo realmente peligroso. Cuidado a quién se le sirves esta entrada de higos, nueces, miel y queso, porque al final de la cena puede estar completamente loco por ti.

Para la presentación de esta tabla, puedes rociar la miel sobre el plato, para que así el queso entre en contacto con la miel y todos los pedazos contengan un poco, o bien en un recipiente para que puedan mojar el queso en la miel a su gusto. Particularmente preferimos que la miel esté líquida, pues nos parece más agradable al gusto y se integra mejor con el queso.

Los quesos se deben servir siempre a temperatura ambiente, sacándolos de la nevera aproximadamente media hora de degustarlos antes para que se atemperen, a excepción de los quesos frescos que se sirven fríos.

No olvides que los cubiertos también son importantes, para los quesos más tiernos lo mejor es el típico cuchillo de queso, terminado en punta curva con dos dientes, que sirven para recoger el queso rebanado. Para los quesos más firmes, presentados en dados o cuñas, es preferible utilizar tenedores de fondue, para que sea posible tomar el queso y mojarlo en la miel. También se puede incluir una cucharita para que cada quien, puedan rociar la miel a su gusto.

Con información de: Le Fromager (by Sabor y Carácter)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s