Akido verbal, una técnica para defenderte

La fusión de disciplinas puede traer resultados maravillosos y efectivos para su aplicación en la vida diaria. Hoy te prestamos el Akido Verbal, una técnica que se inspira en las artes marciales y la comunicación para lograr de manera armónica, la resolución de conflictos.

En Japón, el maestro de combate Morihei Ueshiba desarrolló una nueva técnica de defensa, dónde enfocaba sus principios en neutralizar la situación de conflicto a través del contrario/ atacante sin hacerle daño.

Esta arte marcial fue reconocida por tratarse no solamente de técnicas de combate, sino que profundiza en la propia filosofía e involucra al plano físico, mental y espiritual de la práctica. El objetivo no es menospreciar al contrincante, es entenderlo y aprender de él.

Ahora, después de leer los principios y bases de esta filosofía, seguro estarás de acuerdo con que el Akido puede ser empleado ante situaciones a las que todos nos hemos enfrentado.

Y sí, así fue. Un grupo de expertos en la comunicación vieron un potencial muy importante en esta arte marcial y decidieron hacer una fusión de sus elementos con los principios de la comunicación, creando así el Akido Verbal, una excelente alternativa para confrontar problemas cotidianos y obtener beneficios en la vida personal.

Cómo responder a una agresión, según el Akido Verbal

La frase “Escuchamos para contestar y no para entender”, toma mucho sentido después de analizar los principios de esta técnica. Un ataque verbal muchas veces solo causa sentimientos encontrados y automáticamente genera reacciones que podrían ser las menos adecuadas para resolver una situación.

Debemos pensar siempre en preservar nuestro propio bienestar y no involucrarnos dentro de peleas o riñas, pues el afectado al final, solo serás tú.

Enfócate en resolver el problema y no agrandarlo más, adapta la serenidad a tu estilo de vida y verás cómo podrás darle el giro a la fuerza de una agresión. Y como quien dice, ponte en los zapatos de la otra persona e intenta comprender sus motivos.

Un ejemplo, aplicado en la vida laboral podría ser el siguiente: “Tú tienes un desempeño laboral pésimo y aun así los jefes te tratan mejor que a mí”. Empleando la técnica del aikido verbal, la respuesta sería: “Es muy frustrante trabajar bien y sentir que no nos dan suficiente reconocimiento. Entiendo perfectamente tu enojo”.

¿Lo ves? Puedes evitar las confrontaciones y dolores de cabeza en tu vida laboral, amorosa y personal. Recuerda que muchas veces, detrás de un ataque verbal hay una persona sufriendo. El enojo es tan solo un reflejo de nuestras frustraciones.

Cuéntanos en los comentarios si has vivido alguna situación similar y como la enfrentaste.

 

2 comentarios sobre “Akido verbal, una técnica para defenderte

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s